Un libro imprescindible de la literatura argentina contemporánea que desacraliza con lucidez e irreverencia las memorias del terrorismo de Estado.

"Me enamoré de estos textos cuando eran blog: amé su desenfado, su pudor con el ´temita´-ser hija de desaparecidos- al mismo tiempo que exponían el trauma. Huérfana ´de la revolución y la derrota, Pérez escribe sin ocultar su dolor ni su incomodidad con los lugares comunes del discurso institucional, con una lucidez llena de compasión".

MARIANA ENRÍQUEZ

Hace una década, en pleno auge de los blogs, uno en especial sorprendió por su profundidad e irreverencia: Diario de una princesa montonera, de Mariana Eva Perez. Nacida en el funesto 1977, hija de dos militantes de Montoneros secuestrados y desaparecidos, impulsora de la búsqueda de su hermano nacido en la ESMA; la historia de Mariana —la “esmóloga más joven”, “la niña precoz de los derechos humanos”, la “ex huérfana superstar”— devenía el material donde se apoya una escritura impecable, que oscila entre la poesía, la jerga propia –”hijis”, “militontismo”– y el humor negro para horadar en la memoria la orfandad producida por el terrorismo de Estado y las complejas cuestiones a su alrededor. En esta edición definitiva, la autora triplica la apuesta: al Diario original, se le suman una segunda parte y una tercera. “La fiesta modesta” transcurre en los años del “exilio berlinés”: la narradora viaja a doctorarse pero también a buscar un nuevo aire y una nueva vida. En “Mi pequeño Nürnberg” reconstruye el regreso a la Argentina para ser parte de la querella en el juicio por el secuestro y la desaparición de sus padres. Diario de una princesa montonera es una novela de formación, un ensayo contundente, una crónica por viajes interiores y por ciudades amadas, una exploración de la maternidad y las relaciones filiales, un tratado sobre los años negros de nuestra historia y sus inquietantes efectos en toda la sociedad, un libro conmovedor e imprescindible de la literatura argentina contemporánea. “Algún día nos reiremos de un chiste sobre la cuenta de luz de la ESMA, de un chiste sobre los Falcon verdes. Ese día nuestra memoria habrá pasado a otro ni-vel, a otra frecuencia, a otra etapa de la verdad. Y ese día comprobaremos hasta qué punto Mariana Eva Perez sentó un precedente decisivo con su Diario de una princesa montonera”. Martín Kohan

“Este libro hace que el diario como género íntimo devenga reality político, secreto para millones, y con el inverosímil ‘110 % verdad’ contrabandea el testimonio en la ficción. El Diario de una princesa montonera es, como corresponde a quien porta un título de nobleza, de una impertinencia majestuosa”. María Moreno

Diario de una princesa montonera 100 % verdad de Mariana Eva Perez

$1.530
Diario de una princesa montonera 100 % verdad de Mariana Eva Perez $1.530
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • FP Impresora Antonio Beruti 1560, B1604BNP Florida Oeste, Buenos Aires - Atencion de Lunes a Viernes de 9 a 18 hs

    Gratis

Un libro imprescindible de la literatura argentina contemporánea que desacraliza con lucidez e irreverencia las memorias del terrorismo de Estado.

"Me enamoré de estos textos cuando eran blog: amé su desenfado, su pudor con el ´temita´-ser hija de desaparecidos- al mismo tiempo que exponían el trauma. Huérfana ´de la revolución y la derrota, Pérez escribe sin ocultar su dolor ni su incomodidad con los lugares comunes del discurso institucional, con una lucidez llena de compasión".

MARIANA ENRÍQUEZ

Hace una década, en pleno auge de los blogs, uno en especial sorprendió por su profundidad e irreverencia: Diario de una princesa montonera, de Mariana Eva Perez. Nacida en el funesto 1977, hija de dos militantes de Montoneros secuestrados y desaparecidos, impulsora de la búsqueda de su hermano nacido en la ESMA; la historia de Mariana —la “esmóloga más joven”, “la niña precoz de los derechos humanos”, la “ex huérfana superstar”— devenía el material donde se apoya una escritura impecable, que oscila entre la poesía, la jerga propia –”hijis”, “militontismo”– y el humor negro para horadar en la memoria la orfandad producida por el terrorismo de Estado y las complejas cuestiones a su alrededor. En esta edición definitiva, la autora triplica la apuesta: al Diario original, se le suman una segunda parte y una tercera. “La fiesta modesta” transcurre en los años del “exilio berlinés”: la narradora viaja a doctorarse pero también a buscar un nuevo aire y una nueva vida. En “Mi pequeño Nürnberg” reconstruye el regreso a la Argentina para ser parte de la querella en el juicio por el secuestro y la desaparición de sus padres. Diario de una princesa montonera es una novela de formación, un ensayo contundente, una crónica por viajes interiores y por ciudades amadas, una exploración de la maternidad y las relaciones filiales, un tratado sobre los años negros de nuestra historia y sus inquietantes efectos en toda la sociedad, un libro conmovedor e imprescindible de la literatura argentina contemporánea. “Algún día nos reiremos de un chiste sobre la cuenta de luz de la ESMA, de un chiste sobre los Falcon verdes. Ese día nuestra memoria habrá pasado a otro ni-vel, a otra frecuencia, a otra etapa de la verdad. Y ese día comprobaremos hasta qué punto Mariana Eva Perez sentó un precedente decisivo con su Diario de una princesa montonera”. Martín Kohan

“Este libro hace que el diario como género íntimo devenga reality político, secreto para millones, y con el inverosímil ‘110 % verdad’ contrabandea el testimonio en la ficción. El Diario de una princesa montonera es, como corresponde a quien porta un título de nobleza, de una impertinencia majestuosa”. María Moreno