Hay dos tipos de personas: los que aprenden idiomas con facilidad y los que andan peleándose siempre con cualquier lengua que no sea la suya.

English Is Not Easy enlaza con extraordinario sentido del humor situaciones, dibujos y conceptos para que pases un rato genial mientras descubres que el inglés no es tan imposible de dominar como parece.
En la vida hay quienes tienen facilidad para cocinar, cantar o hablar otra lengua, aunque también existen los que queman hasta el agua, los que desafinan incluso cuando tararean o los que a pesar de poner todo su esfuerzo —y dinero— no logran aprender otro idioma. Es muy probable que si tú tienes este libro entre las manos pertenezcas al último tipo de personas y estés harto de no avanzar.
Luci Gutiérrez, la ilustradora estrella de publicaciones como The New Yorker y The New York Times, tenía el mismo problema y, a pesar de tomar cursos de verano, contratar a todos los profesores disponibles o viajar hasta el corazón mismo de la Gran Manzana para aprender in situ, todo parecía cada vez más confuso, así que comenzó a dibujar sus lecciones para recordarlas con facilidad.

English is not easy de Luci Gutiérrez

$2.750
English is not easy de Luci Gutiérrez $2.750
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • FP Impresora Antonio Beruti 1560, B1604BNP Florida Oeste, Buenos Aires - Atencion de Lunes a Viernes de 9 a 18 hs

    Gratis

Hay dos tipos de personas: los que aprenden idiomas con facilidad y los que andan peleándose siempre con cualquier lengua que no sea la suya.

English Is Not Easy enlaza con extraordinario sentido del humor situaciones, dibujos y conceptos para que pases un rato genial mientras descubres que el inglés no es tan imposible de dominar como parece.
En la vida hay quienes tienen facilidad para cocinar, cantar o hablar otra lengua, aunque también existen los que queman hasta el agua, los que desafinan incluso cuando tararean o los que a pesar de poner todo su esfuerzo —y dinero— no logran aprender otro idioma. Es muy probable que si tú tienes este libro entre las manos pertenezcas al último tipo de personas y estés harto de no avanzar.
Luci Gutiérrez, la ilustradora estrella de publicaciones como The New Yorker y The New York Times, tenía el mismo problema y, a pesar de tomar cursos de verano, contratar a todos los profesores disponibles o viajar hasta el corazón mismo de la Gran Manzana para aprender in situ, todo parecía cada vez más confuso, así que comenzó a dibujar sus lecciones para recordarlas con facilidad.